Universidad y Cultura

Templos en materia Educativa y Cultural, que podrían hasta ahorrar en las facturas de Luz

Universidades en general y la de mi Granada, en particular, este pasado lunes día 19 de Octubre, a las 13 horas, en el Salón de Rectores del Hospital Real, tuvo lugar la entrega del Premio y de los Accésits del IX Certamen Literario de la Biblioteca Universitaria de Granada, retransmitido por streaming, ya que debido a la actual situación de Pandemia, se celebra a puerta cerrada.

La Editorial publicara los cinco relatos premiados, recogidos en este volumen.

          -Premio:

                         “Ojeras Negras”, de Cecilia Capdet Plaza.

            Accésits:

                        “Nada”, de Susana Amaya Hernández.

                        “Diana Röo”, de Leira Andrea Araújo Nieto.

                        “Amor espinoso”, de Ángel Correa Torres.

                       “De espaldas a la noche”, de Paula Rojas Cuasante.

 

Según un estudio que me ha informado y llamó mi atención por el titular que dejaba en buen lugar a nuestros alumnos, también esta pasada semana, decía (resumiendo) que un 76% de las Universidades españolas, han impulsado iniciativas específicas de voluntariado durante el estado de alarma, a fin de ayudar a colectivos más vulnerables con la atención de necesidades derivadas por emergencia social, sanitaria y económica…

.. Continuaba explicando cómo las Universidades han sabido reinventarse, para que estos universitarios sigan dando apoyo vía online o telefónica a dichos proyectos (por supuesto, de forma gratuita).
Esto me llevó a pensar en sus familias…

Pues mientras todo esto sigue sucediendo, siguen pagando los pisos alquilados para que sus estudiantes puedan estudiar, o salir a alternar y ligar bailes, o beber borracheras, o mantener disputas y cariños en convivencias compartidas con extraños, aprendiendo a sobrevivir solos, a hincar codos, o a pegarse grandes atracones a ritmo de maratón en horas de insomnio, llegada la temida época de exámenes, encerrados en sus habitaciones.

O dentro de las Bibliotecas, por aislarse allí de las influencias que las redes sociales, los ídolos a quienes admiran y hasta el avance tecnológico, no deberían llegar a alcanzarlos, distraerlos y llevarlos al fracaso de ese curso académico.

Mientras tanto, echando números sin ser experta analista en Matemáticas, ni Economista siquiera, me pregunté sobre la remota posibilidad
de si,  llegado el día en que esta sociedad decidiese calcular el resultado de una ecuación, basada en Sumar al valor de la cuantía en Tiempo usado (invertido para tal fin), las válidas Voluntades en Formación y Prácticas de Trabajo No Remunerado, el total resultante, quizás pudiera compensar (incluso) hasta el continuo impulso de esta Pesadilla llamada #Covid_19 , que sigue enmascarando de Virus un creciente empuje hacia nuestra Fuga de Cerebros, sin que el PIB pueda evitar delatarnos.

Y las Universidades, seguirán siendo uno de los mejores cubículos para formar Futuros Valores y Profesionales, Dignos en cualquier provincia de este País tan nuestro. Que, en Alianza con las Bibliotecas, por Ser ambos Templos donde cualquier materia educativa, encuentra ampliar información para documentarse y hasta incluso, ahorra en el pago de las facturas de la Luz, ayudando a continuar tan Nobles y Humanas acciones contra una Pandemia.

Autora: Ana V. Hinojosa García.
Poeta, Mujer que Escribe, Observadora del Mundo y Soñadora de Cielos.
Twitter: @AVHinojosaG

 

RECUERDA COMPARTIR

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *