Entradas

Universidad y Cultura

Templos en materia Educativa y Cultural, que podrían hasta ahorrar en las facturas de Luz

Universidades en general y la de mi Granada, en particular, este pasado lunes día 19 de Octubre, a las 13 horas, en el Salón de Rectores del Hospital Real, tuvo lugar la entrega del Premio y de los Accésits del IX Certamen Literario de la Biblioteca Universitaria de Granada, retransmitido por streaming, ya que debido a la actual situación de Pandemia, se celebra a puerta cerrada.

La Editorial publicara los cinco relatos premiados, recogidos en este volumen.

          -Premio:

                         “Ojeras Negras”, de Cecilia Capdet Plaza.

            Accésits:

                        “Nada”, de Susana Amaya Hernández.

                        “Diana Röo”, de Leira Andrea Araújo Nieto.

                        “Amor espinoso”, de Ángel Correa Torres.

                       “De espaldas a la noche”, de Paula Rojas Cuasante.

 

Según un estudio que me ha informado y llamó mi atención por el titular que dejaba en buen lugar a nuestros alumnos, también esta pasada semana, decía (resumiendo) que un 76% de las Universidades españolas, han impulsado iniciativas específicas de voluntariado durante el estado de alarma, a fin de ayudar a colectivos más vulnerables con la atención de necesidades derivadas por emergencia social, sanitaria y económica…

.. Continuaba explicando cómo las Universidades han sabido reinventarse, para que estos universitarios sigan dando apoyo vía online o telefónica a dichos proyectos (por supuesto, de forma gratuita).
Esto me llevó a pensar en sus familias…

Pues mientras todo esto sigue sucediendo, siguen pagando los pisos alquilados para que sus estudiantes puedan estudiar, o salir a alternar y ligar bailes, o beber borracheras, o mantener disputas y cariños en convivencias compartidas con extraños, aprendiendo a sobrevivir solos, a hincar codos, o a pegarse grandes atracones a ritmo de maratón en horas de insomnio, llegada la temida época de exámenes, encerrados en sus habitaciones.

O dentro de las Bibliotecas, por aislarse allí de las influencias que las redes sociales, los ídolos a quienes admiran y hasta el avance tecnológico, no deberían llegar a alcanzarlos, distraerlos y llevarlos al fracaso de ese curso académico.

Mientras tanto, echando números sin ser experta analista en Matemáticas, ni Economista siquiera, me pregunté sobre la remota posibilidad
de si,  llegado el día en que esta sociedad decidiese calcular el resultado de una ecuación, basada en Sumar al valor de la cuantía en Tiempo usado (invertido para tal fin), las válidas Voluntades en Formación y Prácticas de Trabajo No Remunerado, el total resultante, quizás pudiera compensar (incluso) hasta el continuo impulso de esta Pesadilla llamada #Covid_19 , que sigue enmascarando de Virus un creciente empuje hacia nuestra Fuga de Cerebros, sin que el PIB pueda evitar delatarnos.

Y las Universidades, seguirán siendo uno de los mejores cubículos para formar Futuros Valores y Profesionales, Dignos en cualquier provincia de este País tan nuestro. Que, en Alianza con las Bibliotecas, por Ser ambos Templos donde cualquier materia educativa, encuentra ampliar información para documentarse y hasta incluso, ahorra en el pago de las facturas de la Luz, ayudando a continuar tan Nobles y Humanas acciones contra una Pandemia.

Autora: Ana V. Hinojosa García.
Poeta, Mujer que Escribe, Observadora del Mundo y Soñadora de Cielos.
Twitter: @AVHinojosaG

 

RECUERDA COMPARTIR

Granada, Ciudad Literaria

Granada, Ciudad Literaria de Jardines, Caminos, Librerías y Bibliotecas.

Granada, Ciudad Literaria

Lavadero en las Alpujarras

Delibes, Autor Centenario fiel a su entorno y otros Jardines donde dejarse Perder.

Antes de que llegase el Día señalado en el Calendario de Homenajes que impiden el borrado (intencionado o por error) de cualquier Celebración Histórica, la Radio, ya me anunció qué iba a suceder a modo de Crónica de una Muerte Anunciada (mi querido Gabo).
Será porque soy lo que escucho.. pero Cien años atrás en tiempos de Soledades (con Márquez, también) conmemoran un día, un mes y un centenario en el que murió una importante personalidad en la Cultura de nuestro país:

Miguel Delibes. Quien no murió del todo; pues su Obra, cuya visión crítica en progresivo aumento a lo largo de su carrera, alusiva en excesos y violencias de la vida urbana, sigue teniendo un Eje continuo en movimiento, por la rabiosa y feroz actualidad que lo empuja.

Autor que produjo una revelada claridad fiel sobre su entorno (Valladolid y demás campos de Castilla), en la observación directa de tipos y situaciones entrañadas a la óptica católico-liberal, entre su Obra, destaca la perspectiva irónica frente a la pequeña burguesía, en denuncia de injusticias sociales, que rememora la infancia (en El Príncipe destronado, 1973) en una representación de hábitos y habla propia del Mundo Rural, cuyos términos y expresiones recuperó su Literatura. Autor en los Cuentos de La Mortaja (1970), la novela corta El tesoro (1985) y los textos autobiográficos Un año de mi vida (1972). Hasta llegar en 1998 con El hereje, a una de las más notorias.

Uno de los principales referentes en nuestra Lengua Española.

       Me pierdo, me he perdido. Lo he vuelto a hacer.
Me pierdo entre la sombra de los árboles, de la parra Trepando, alta, enredada. La que sigue subiendo hasta el Cielo, a lo largo del ladrillo de este Muro, donde reposa mi espalda, cansada de cargar tantos pesos en la mochila que llevo a Cuestas, de tantas Pendientes acumuladas.
Me he perdido, en uno de los tantos rincones favoritos que mi ciudad ofrece, en otro de los jardines Mágicos con vistas a Palacios Rojos, que por nombre, pusieron Alhambra. Esos que fueron construidos por tantos siglos de Historia; esa, que nos hace tener una Rica mezcla de culturas y Conocimientos, por la Sabiduría aportada.
Entre las chimeneas de cal y pizarra que huelen a castañas pendientes de ser asadas, que colorean los serranos parajes donde una vez, en otros tiempos, quedan por testigo silencioso las aguas, que caen a hilos por la fría piedra, tan suave por usada, y muestra los oficios antiguos de las lavanderas apiladas. __

Allí, abro un Libro, para perderme dentro de otras Hojas manchadas de palabras, que me llevarán Lejos. Que también me pierden.
Pues se acerca el día que celebra la existencia de otro lugar donde poder perderse, buscar contenidos a cargar en la mochila y llevarlos lejos, por descubrir nuevas páginas donde Desaparecer entre Librerías. También disponible en Bibliotecas.
Pero eso, será el próximo sábado…

Autora: Ana V. Hinojosa García.
Poeta, Mujer que Escribe, Observadora del Mundo y Soñadora de Cielos.
Twitter: @AVHinojosaG

 

Granada, Ciudad Literaria de Jardines, Caminos, Librerías y Bibliotecas.

 

 
 
 
 
 
 

RECUERDA COMPARTIR