LA EMPÏRICA Exposición de MANOLO QUEJIDO No Obviar lo obvio

LA EMPÏRICA surge como asociación sin ánimo de lucro, con un espacio expositivo donde poder expresar y exhibir creaciones artísticas en toda su diversidad y a la vez, ser plataforma de difusión y de intercambio de ideas y proyectos con otros espacios, galerías o asociaciones similares.

La asociación se constituye para la realización actividades culturales, artísticas, expositivas, divulgativas, de investigación, participativas, que tengan sentido y coherencia por medio de una programación permanente y de calidad dirigida a acercar la creación contemporánea al espectador.

LA EMPÍRICA está compuesta por nueve profesionales apasionados por el arte y la creación contemporánea que creemos en la libertad de expresión, la creación fuera de los cauces institucionales y en la necesidad de espacios que permitan dicha creación y su exposición pública.

 

manuel quejido

Se inaugura la existencia pública de La Empírica con una exposición del artista Manolo Quejido, creador de una gran trayectoria nacional e internacional, con una amplia representación pictórica en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Procedente de Sevilla se traslada a vivir a Madrid en 1964, fecha en la que comienza a pintar. Los diez años siguientes lleva a cabo una experimentación con los lenguajes de vanguardia del momento, Su trabajo inicial se sitúa en el ámbito del experimentalismo artístico ligado al compromiso político propio de la escena artística española de los años 70, formando en esta época parte del grupo de artistas que exponen en la galería Buades de Madrid. Quejido se preocupa por la poesía concreta y la necesidad de reflexionar sobre la función social del arte. En este primer periodo de su trayectoria se registra una clara huella del grupo artístico Equipo 57, y siguiendo el ejemplo del grupo desarrollará obra en el marco del Seminario de Generación Automática de Formas Plásticas del Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid.

El quehacer artístico de Quejido posteriormente se sitúa entre el Pop Art y la pintura neoexpresionista. Recibe sobre todo la influencia del el pop inglés, de la mano de los artistas Ronald Kitaj, Blake. Su obra se caracteriza por un colorido vivo y desenfadado cargado de una alegría vital despreocupada y festiva, el suyo es un arte de pincelada vibrante. En la obra de Quejido hay una reacción frente al oscurantismo y la gravedad existencialista propia del anterior informalismo. Su actitud es irónica y provocadora.

LA EMPÏRICA Exposición de MANOLO QUEJIDO

 

RECUERDA COMPARTIR