Articulos de opinion de la actualidad cultural por Ana V. Hinojosa G.

Granada, Ciudad Literaria

Granada, Ciudad Literaria de Jardines, Caminos, Librerías y Bibliotecas.

Granada, Ciudad Literaria

Lavadero en las Alpujarras

Delibes, Autor Centenario fiel a su entorno y otros Jardines donde dejarse Perder.

Antes de que llegase el Día señalado en el Calendario de Homenajes que impiden el borrado (intencionado o por error) de cualquier Celebración Histórica, la Radio, ya me anunció qué iba a suceder a modo de Crónica de una Muerte Anunciada (mi querido Gabo).
Será porque soy lo que escucho.. pero Cien años atrás en tiempos de Soledades (con Márquez, también) conmemoran un día, un mes y un centenario en el que murió una importante personalidad en la Cultura de nuestro país:

Miguel Delibes. Quien no murió del todo; pues su Obra, cuya visión crítica en progresivo aumento a lo largo de su carrera, alusiva en excesos y violencias de la vida urbana, sigue teniendo un Eje continuo en movimiento, por la rabiosa y feroz actualidad que lo empuja.

Autor que produjo una revelada claridad fiel sobre su entorno (Valladolid y demás campos de Castilla), en la observación directa de tipos y situaciones entrañadas a la óptica católico-liberal, entre su Obra, destaca la perspectiva irónica frente a la pequeña burguesía, en denuncia de injusticias sociales, que rememora la infancia (en El Príncipe destronado, 1973) en una representación de hábitos y habla propia del Mundo Rural, cuyos términos y expresiones recuperó su Literatura. Autor en los Cuentos de La Mortaja (1970), la novela corta El tesoro (1985) y los textos autobiográficos Un año de mi vida (1972). Hasta llegar en 1998 con El hereje, a una de las más notorias.

Uno de los principales referentes en nuestra Lengua Española.

       Me pierdo, me he perdido. Lo he vuelto a hacer.
Me pierdo entre la sombra de los árboles, de la parra Trepando, alta, enredada. La que sigue subiendo hasta el Cielo, a lo largo del ladrillo de este Muro, donde reposa mi espalda, cansada de cargar tantos pesos en la mochila que llevo a Cuestas, de tantas Pendientes acumuladas.
Me he perdido, en uno de los tantos rincones favoritos que mi ciudad ofrece, en otro de los jardines Mágicos con vistas a Palacios Rojos, que por nombre, pusieron Alhambra. Esos que fueron construidos por tantos siglos de Historia; esa, que nos hace tener una Rica mezcla de culturas y Conocimientos, por la Sabiduría aportada.
Entre las chimeneas de cal y pizarra que huelen a castañas pendientes de ser asadas, que colorean los serranos parajes donde una vez, en otros tiempos, quedan por testigo silencioso las aguas, que caen a hilos por la fría piedra, tan suave por usada, y muestra los oficios antiguos de las lavanderas apiladas. __

Allí, abro un Libro, para perderme dentro de otras Hojas manchadas de palabras, que me llevarán Lejos. Que también me pierden.
Pues se acerca el día que celebra la existencia de otro lugar donde poder perderse, buscar contenidos a cargar en la mochila y llevarlos lejos, por descubrir nuevas páginas donde Desaparecer entre Librerías. También disponible en Bibliotecas.
Pero eso, será el próximo sábado…

Autora: Ana V. Hinojosa García.
Poeta, Mujer que Escribe, Observadora del Mundo y Soñadora de Cielos.
Twitter: @AVHinojosaG

 

Granada, Ciudad Literaria de Jardines, Caminos, Librerías y Bibliotecas.

 

 
 
 
 
 
 

RECUERDA COMPARTIR

PontePonse_Las

DíaDeLaSaludMental

PontePonse_Las

Foto: Ana V. Hinojosa García

 

Primero un Corte Seco.Después Sacar las Semillas y Madeja central de la calabaza.

El olor dulzón impregna la tabla que sufre cada golpe, también seco.
El instrumento que hace los honores es un Hacha, bien afilada por la piedra guardada en el cajón de utensilios de cocina.
El color es brillante y muy Anaranjado.
Me recuerda a algo que todos los Otoños repito, de forma mecánica, llevándome a un lugar donde ese momento ya ha sido vivido. Lo que los franceses denominan déjà vu.

A trozos se corta, se echa a la olla hirviendo y el resto, se congela para otra ocasión.Cada ruido a hachazos, me siguen recordando a algo que me es Muy Familiar.

Y no consigo llegar a la respuesta.

Diez minutos después me viene de repente. Creo haberla descubierto entre las grandes hojas de la escarola que estoy ahora sacando con los dedos, hundidos hasta su centro, con sumo cuidado.
Es de otro color, Verde esta vez y sin brillo, sin desprender olor dulzón. Oliendo a Tierra.
Son los Tactos que me calman.
Es el tacto. Que me recuerda al Sexo. De meter los dedos dentro, hasta el centro de sus olores dulces, jugosos. O a tierra, si la Sequía ha terminado por arrasar con toda el agua que una vez, tuve la certeza de que brotaba.

Los psicólogos van a «ponerse las botas», me dijo el pasado Agosto un tal Mario, retorciendo el paladar chorreado, salivando entre sus colmillos de banquero a la caza de cualquier moroso a quien meter en su Cartera con sobrepeso de Clientes.
De nuevo lo escucho en la radio, en el informativo que resume la mitad del día, que son las dos de la tarde. Por ser repetición de una crónica ya anunciada, con todas las Muertes que dejará a su paso:
– La mente del ser humano, va a terminar viéndose afectada, a consecuencia de la situación que estamos viviendo desde el mes de Marzo.

… y lo que queda de año (respondo con el pensamiento), mas todos los que arrastre la cola del paro en cualquier economía y distancias que no pueden acortarse.
Al igual que pasa con la Miopía, tan sólo corregida por la buena Lente recetada por un experto.

Y sigo manteniendo un monólogo
entre la razón y mis sentimientos,
que me sorprenden con la voz en silencio
y los labios cerrados. En lucha.
Resisten.
Y qué dolor deja la derrota
cuando sabes que todo ha acabado.
Porque sé que están Ahí,
pero no me Responden…

Decía otro de los Poemas sobre la pérdida y el suicidio que me regresan a la memoria, veinte años atrás escrito, Mezcla de varios Pasados, con un mismo denominador común. Tan Presente.

Autora: Ana V. Hinojosa García.
Poeta, Mujer que Escribe, Observadora del Mundo y Soñadora de Cielos.
Twitter: @AVHinojosaG

 

 

 
 
 
 
 
 

RECUERDA COMPARTIR

LETRAS DESDE GRANADA


Esta madrugada me despertó de nuevo el camión de la basura. No los pájaros, con sus insoportables y estridentes trinos, que tuvieron un brote de primavera adelantado que alteró su sangre, mientras nos mantenía confinados esta Pandemia Mundial, durante un encierro de treinta interminables días en los que parecía que la Naturaleza y las especies salvajes y domesticadas que campaban fuera de nuestras cuatro paredes, se hacían con el dominio y el control de lo que creíamos nuestra pequeña porción de Planeta.

Ese tiempo para el que muchos de nosotros, o algunos de los que queremos llevar el ADN de Humano como única bandera, pensábamos que quizás podría sacarse algo bueno, productivo y positivo de este maldito año de sufrimiento y muerte, desde el rincón inocente de regresar a los principios básicos que nos unen como individuos, formando parte de un conjunto mayor hacia la supervivencia como especie unida, en la utopía de encontrar al fin soluciones a todos los problemas que nosotros solos hemos creado.

Me he vuelto a desvelar. Es la segunda vez que pasa por esta calle, en dos franjas horarias diferentes y distantes, pero similares en golpes, voces y malos humos.
Y me ha llevado a reflexionar y recordar mi infancia, cuando sólo pasaba una vez al día, antes de la media noche y no había tanta basura que recoger.
Debe ser que antes éramos menos de desechar.
Lo que también me llevó a hacer memoria, seguir reflexionando y llegar a comparar mi niñez con el Momento actual, que nos concierne desde este presente cargado de pasados, cada vez más incierto en futuros evolutivos y evolucionados.
El tema elegido esta vez por mi Pepito Grillo particular * (*https://es.wikipedia.org/wiki/Pepito_Grillo)
que me mantuvo en vela hasta casi el amanecer fue la Cultura.
Esa que ahora está «de moda» por estar en boca de aquellos que quieren Salvarla, del conjunto de personas o individuos que pretende Protegerla, de quienes quieren sacar Beneficio de ella, quienes la Atacan, aquellos que la Reivindican, la usan para Promocionarla con Publicidad encubierta o de forma muy directa, E incluso, por quienes ni creen Necesitarla ni la Echan de menos en el amplio abanico de posibilidades que abarca y puede ofrecer.

¿Qué es exactamente la Cultura entonces? (me pregunté).

¿Acaso es un Invento del ser Humano, sin una autoría del mismo para adjudicarla y darle un nombre con quien poder identificar y así, hacer buen uso Político, según ideologías que convengan,
O al contrario, para poder borrarla de la Memoria Histórica hasta hacerla desaparecer, como por Arte de Magia, de: Libros, Música, Costumbres, Tradiciones, Fotografías, Películas, Obras de Arte en Pinturas, Escultura, Bailes, en la representación de sus Obras de Teatro, Sistemas Educativos, Sanitarios, Alimenticios, Deportivos, Científicos, el de las creencias sobre cualquier tipo de Fe donde hallemos restos a modo Arqueológico, siendo la Arqueología parte integrante también de ella,
y hasta la Sexualidad, por el modo en que nos relacionamos como Individuos en especie para el gozo y la satisfacción, la frustración o la procreación, con otros de la misma o distinta raza, identidad sexual, o cualquier vínculo que nos asocie a la hora de crear grupo, con pretensiones a la unión?

¿Cuál es su significado exacto?

Busqué en la RAE, por buscar información sobre la nuestra en concreto, la de mi país, España. Y así la define:
1. Cultivo.
2. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.
3. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial en una época, grupo social, etc.
4. Culto religioso.
5. Conjunto de conocimientos sobre la gimnasia y deportes, y la práctica de ellos encaminados al desarrollo de las facultades corporales.
6. Conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo.

…Así pues, una vez leído de forma técnica su significado más certero, me reafirmé en la primera opinión que me llevó a tanta reflexión, después de contrastar la Rica variedad de respuestas, aprendiendo el amplio valor que encierra esa palabra, llegando a una conclusión:

_ a La Cultura no habría que Salvarla, ni Protegerla, ni Atacarla, ni Reivindicarla, ni Promocionarla, ni Publicitarla de modo directo y mucho menos indirecto. No habría que Necesitarla y tampoco Echarla de Menos. Pues la Cultura es lo que Somos como Sociedad, como País.
Es nuestro Patrimonio. El mayor Valor que nos hace el Ser y Estar de toda Persona como individuo, que juntos, forman parte de un gran Todo que nos permite seguir Evolucionando a pasos de Futuro._

Por lo tanto, doy gracias a la imprescindible labor explicativa de esas personas que, formando parte del Producto Nacional de esta Real Institución de reconocidos Académicos, por tanto, integran también la misma.

Autora: Ana V. Hinojosa García.
Poeta, Mujer que Escribe, Observadora del Mundo y Soñadora de Cielos.

LETRAS DESDE GRANADA

 

RECUERDA COMPARTIR