Verso Vivace: “Querida Loca” de Eva Velázquez

Eva Velázquez, gusta de hacer uso en escena de una miscelánea de disciplinas del arte y la creación. Así podemos ver enlazados en “Querida loca”: teatro, nuevas tecnologías, danza clásica, contemporánea y deportiva, ruptura de la cuarta pared, coro, música en vivo…

Emilio, un abuelo de 67 años matriculado por primera vez en el aula de mayores de la universidad, se ve obligado a pedir ayuda a su nieto Álvaro para la redacción de un trabajo de clase sobre Juana de Castilla, hija de los Reyes Católicos, conocida como Juana “La loca”.
Este sencillo argumento sirve a Eva Velázquez como excusa perfecta para introducir la verdad sobre Juana, una gran mujer maltrecha por la vida y sesgada por la historia. Una novela amena de ágil lectura que alcanza su cénit literario en la facilidad con que la autora conjuga el relato histórico con la cotidianeidad de la historia de sus dos protagonistas: un abuelo y un nieto que, sin saberlo, aprenden juntos. Una anécdota que convierte Querida Loca, además, en clave de
acercamiento generacional, un reconocimiento de afectos que jamás podrá separarse.

RECUERDA COMPARTIR