LETRAS DESDE GRANADA


Esta madrugada me despertó de nuevo el camión de la basura. No los pájaros, con sus insoportables y estridentes trinos, que tuvieron un brote de primavera adelantado que alteró su sangre, mientras nos mantenía confinados esta Pandemia Mundial, durante un encierro de treinta interminables días en los que parecía que la Naturaleza y las especies salvajes y domesticadas que campaban fuera de nuestras cuatro paredes, se hacían con el dominio y el control de lo que creíamos nuestra pequeña porción de Planeta.

Ese tiempo para el que muchos de nosotros, o algunos de los que queremos llevar el ADN de Humano como única bandera, pensábamos que quizás podría sacarse algo bueno, productivo y positivo de este maldito año de sufrimiento y muerte, desde el rincón inocente de regresar a los principios básicos que nos unen como individuos, formando parte de un conjunto mayor hacia la supervivencia como especie unida, en la utopía de encontrar al fin soluciones a todos los problemas que nosotros solos hemos creado.

Me he vuelto a desvelar. Es la segunda vez que pasa por esta calle, en dos franjas horarias diferentes y distantes, pero similares en golpes, voces y malos humos.
Y me ha llevado a reflexionar y recordar mi infancia, cuando sólo pasaba una vez al día, antes de la media noche y no había tanta basura que recoger.
Debe ser que antes éramos menos de desechar.
Lo que también me llevó a hacer memoria, seguir reflexionando y llegar a comparar mi niñez con el Momento actual, que nos concierne desde este presente cargado de pasados, cada vez más incierto en futuros evolutivos y evolucionados.
El tema elegido esta vez por mi Pepito Grillo particular * (*https://es.wikipedia.org/wiki/Pepito_Grillo)
que me mantuvo en vela hasta casi el amanecer fue la Cultura.
Esa que ahora está «de moda» por estar en boca de aquellos que quieren Salvarla, del conjunto de personas o individuos que pretende Protegerla, de quienes quieren sacar Beneficio de ella, quienes la Atacan, aquellos que la Reivindican, la usan para Promocionarla con Publicidad encubierta o de forma muy directa, E incluso, por quienes ni creen Necesitarla ni la Echan de menos en el amplio abanico de posibilidades que abarca y puede ofrecer.

¿Qué es exactamente la Cultura entonces? (me pregunté).

¿Acaso es un Invento del ser Humano, sin una autoría del mismo para adjudicarla y darle un nombre con quien poder identificar y así, hacer buen uso Político, según ideologías que convengan,
O al contrario, para poder borrarla de la Memoria Histórica hasta hacerla desaparecer, como por Arte de Magia, de: Libros, Música, Costumbres, Tradiciones, Fotografías, Películas, Obras de Arte en Pinturas, Escultura, Bailes, en la representación de sus Obras de Teatro, Sistemas Educativos, Sanitarios, Alimenticios, Deportivos, Científicos, el de las creencias sobre cualquier tipo de Fe donde hallemos restos a modo Arqueológico, siendo la Arqueología parte integrante también de ella,
y hasta la Sexualidad, por el modo en que nos relacionamos como Individuos en especie para el gozo y la satisfacción, la frustración o la procreación, con otros de la misma o distinta raza, identidad sexual, o cualquier vínculo que nos asocie a la hora de crear grupo, con pretensiones a la unión?

¿Cuál es su significado exacto?

Busqué en la RAE, por buscar información sobre la nuestra en concreto, la de mi país, España. Y así la define:
1. Cultivo.
2. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.
3. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial en una época, grupo social, etc.
4. Culto religioso.
5. Conjunto de conocimientos sobre la gimnasia y deportes, y la práctica de ellos encaminados al desarrollo de las facultades corporales.
6. Conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo.

…Así pues, una vez leído de forma técnica su significado más certero, me reafirmé en la primera opinión que me llevó a tanta reflexión, después de contrastar la Rica variedad de respuestas, aprendiendo el amplio valor que encierra esa palabra, llegando a una conclusión:

_ a La Cultura no habría que Salvarla, ni Protegerla, ni Atacarla, ni Reivindicarla, ni Promocionarla, ni Publicitarla de modo directo y mucho menos indirecto. No habría que Necesitarla y tampoco Echarla de Menos. Pues la Cultura es lo que Somos como Sociedad, como País.
Es nuestro Patrimonio. El mayor Valor que nos hace el Ser y Estar de toda Persona como individuo, que juntos, forman parte de un gran Todo que nos permite seguir Evolucionando a pasos de Futuro._

Por lo tanto, doy gracias a la imprescindible labor explicativa de esas personas que, formando parte del Producto Nacional de esta Real Institución de reconocidos Académicos, por tanto, integran también la misma.

Autora: Ana V. Hinojosa García.
Poeta, Mujer que Escribe, Observadora del Mundo y Soñadora de Cielos.

LETRAS DESDE GRANADA

 

RECUERDA COMPARTIR