Trazos de un París contado Luisa Alba

Trazos de un París contado es una memoria plástica de lugares narrados durante mi estancia en París. Recuerdos subjetivos, verbalizados, conceptualizados y plasmados mediante el dibujo. Mezcla de proceso y resultado, evocación y olvido, consciente e inconsciente, palabra e imagen, idea y materia, la obra se configura como metáfora de mi estar, de mi vivir en París.

El proyecto se materializa a través de una rutina diaria: por la tarde visitar la ciudad, vivirla y narrar, grabando, lo vivido. Después, en el estudio, dibujar a partir de las grabaciones. Dibujando sobre papeles finos superpuestos, la tinta al calar genera diferentes resultados en cada papel. Cambié los dos primeros papeles cada día, el tercero cada semana, el cuarto cada mes, el quinto estuvo ahí durante todo el proceso. Las imágenes se mezclan, los recuerdos se distorsionan. Nombré a los dibujos realizados sobre el primer papel de la pila dibujos y a todos los demás memorias. Leer más